diputados lxiii legislatura
  • Secretarias, asistentes, asesoras y demás trabajadoras del Congreso lo han acusado y señalado, pero resulta inamovible 

Gran decepción sufrieron las trabajadoras del Congreso del Estado cuando vieron que el hombre que durante años las ha acosado sexual y laboralmente se perpetuó en su puesto, luego de la que la recién estrenada LXIII Legislatura lo ratificó como coordinador. 

Días antes de que tomaran protesta los nuevos diputados, las mujeres del Congreso, entere las que se cuentan secretarias y asistentes, se armaron de valor y buscaron a los líderes de bancada para denunciar a su presunto acosador, los congresistas se comprometieron en tomar cartas en el asunto y solucionar la grave situación. Nada pasó.

Este día el presunto acosador fue ratificado como coordinador, perpetuándose en la nómina del Congreso del Estado y con la protección de los legisladores, por lo que nada garantiza que terminará el acoso sexual y laboral. 

En el Congreso del Estado se elaboran leyes que se supone protegen a las mujeres de cualquier tipo de violencia que han sufrido durante décadas. Sin embargo a pesar de las quejas y denuncias, ni la “legislatura paritaria” ni la LXIII Legislatura deciden poner un alto a la violencia que sufren las trabajadoras dentro de los edificios legislativos.