Sáb. Abr 17th, 2021
xavier nava - monica rangel

Ante la cada vez más anunciada destitución de Mónica Rangel como candidata de MORENA  a la gubernatura de San Luis Potosí, tanto por las impugnaciones que avanzan en Tribunales en contra de su imposición, como por el desplome que la doctora ha sufrido en la preferencia electoral, Xavier Nava, su todavía amigo y aliado, prepara ya el agandalle para quedarse con la candidatura del movimiento y luchar así por su sueño de ser gobernador.

La traición es un secreto a voces. Nava, que abandonó la alcaldía para buscar la alcaldía, no prepara una campaña para la reelección, sino para la gubernatura. El personal del Ayuntamiento capitalino, que hace las veces de sus operadores políticos, recorren el estado para anunciar que esperan retomar el trabajo una vez que el Tribunal tumbe a Mónica Rangel.

También desde el Ayuntamiento buscan el financiamiento. La Dirección de Obras prepara proyectos por 40 millones de pesos, adjudicados a discreción, con la condición de que los contratistas beneficiados aporten para la campaña o de lo contrario buscarán otros aliados de la construcción.

Mientras el fallo del Tribunal ocurre, Nava se dice amigo y aliado de la doctora, a la que incluso le da consejos ante la terrible campaña que su equipo ha emprendido y que por más dinero que le inyectan en Facebook y Youtube lo único que resaltan son las faltas de ortografía.

Nava y sus neonavistas se preparan para arrancar la campaña a la gubernatura, aunque la suerte del político no le ha sonreído, ya tiene una multa y se avecinan otras, mismas que tendrá que solventar de su dinero, o el del ayuntamiento, ya que Acción Nacional no piensa invertir en su antiguo aliado que ahora los ataca y desprecia.

La candidatura de Nava a la alcaldía capitalina está en veremos, su permanencia se judicializó desde ayer por la noche cuando el CEEPAC le dio luz verde a la reelección, pero eso no le importa, él sigue obsesionado con la gubernatura y mueve sus hilos y contactos en la federación para darle el empujón final a Mónica Rangel.

Deja un comentario