Jue. Feb 25th, 2021
octavio pedroza y enrique galindo

Hasta antes del miércoles 10 de febrero en el ánimo electorero de los potosinos y las mesas de análisis grillero, había una constante: la contienda por la gubernatura sería entre Octavio Pedroza y Ricardo Gallardo. Pero poco antes de las 2 de la tarde de esa mitad de semana, todo cambió. Mónica Rangel entró a la contienda y Octavio Pedroza se esfumó.

Aunque la permanencia de Mónica Rangel en la candidatura de MORENA está aún en suspenso, el hecho es que Octavio Pedroza parecía haber disminuido la presencia en redes sociales y ante el electorado, aunque, fuentes del candidato aseguran que ha estado «amarrando» apoyos, afianzando alianzas y sumando políticos, grupos y organismos a su proyecto..

Justo este mediodía el senador con licencia y ex candidato a gobernador, Marco Gama, reveló, el por qué la falta de presencia de Octavio Pedroza: “el poder tras el trono” (en el PAN), le restó poder al candidato, le quitó la posibilidad de “depurar” candidatos y sumar a los diferentes grupos, ya que, dijo, todas las posiciones las acaparó el mismo grupo político, el de Xavier Azuara.

Hasta antes del miércoles, Octavio Pedroza contaba con lo que le queda de fuerza al PRI, al PAN y al cascarón del PRD, sin embargo, con la imposición de Mónica Rangel en MORENA, los priistas comenzaron la graciosa huida al partido del presidente y con la renuncia de Sonia Mendoza los panistas comenzaron a pintarse de verde.

Pero la falta de posicionamiento no es exclusiva de Octavio Pedroza. Enrique Galindo, virtual, que aún no seguro, candidato de “Sí por San Luis” a la alcaldía de la capital, es otro que desapareció de la escena pública.

El ex policía, convertido en empresario de medios de comunicación, no ha sabido posicionarse en la conciencia de la ciudadanía. Es, como su Facebook, blanco y negro. Pero lo grave es que, al sentirse alcalde, comenzó a hacer menos a los que lo apoyaron cuando el PRI le negó las candidaturas a gobernador y senador en 2015 y 2018, respectivamente.

Enrique Galindo ya no contesta el teléfono, mucho menos recibe a las personas con las que había compromisos, del PAN y del PRI, mucho menos a los que Alito Moreno o Marko Cortés habían prometido posiciones.

Pero es que tampoco hay mucho qué conceder. De entrada la coalición limitó las posiciones a apenas un puñado y el agandalle de los poderes de cada partido aseguró lugares a los de siempre, para el resto las alternativas quedaron en el cascarón de MORENA o en el Verde.

La presentación de Enrique Galindo como candidato de “Sí por San Luis” a la alcaldía capitalina ocurrió el 8 de febrero, su designación despertó especulación, emoción y molestia, dependiendo el caso, pero el gusto de ser el abanderado le duró poco. Además de repartir cubrebocas de a peso, no ha tenido mayor peso.

El maestro Galindo, ex jefe de la Policía Federal se vio opacado por el notario Leonel Serrato y su llegada al Partido Verde.

Por más que PRI y PAN se empeñaron en minimizar o burlarse de la candidatura de Leonel Serrato a la alcaldía de la capital potosina por el Partido Verde, lo cierto es que ahora el “indecente y vulgar” como algunos lo catalogaron, cuenta con el apoyo y la estructura del PV y de MORENA.

La unas semanas de que comience la campaña electoral, la dupla Pedroza-Galindo aún tiene muchos obstáculos por vencer, comenzando por sus propios partidos políticos y la coalición que, al momento, siguen encabezando.

El aprendizaje que ha dejado esta semana de revoltijos políticos es que de un momento a otro todo puede cambiar y la coalición “Sí por San Luis” ya se fracturó en Xilitla y Rioverde, en unas horas ocurrirá en Tamazuncha,e y nadie asegura que esa ola independentista no se propague al resto de los municipios y el Estado.

Deja un comentario